Recetas clásicas de bebidas quemagrasas

Hay muchas formas de hacer té de jengibre para bajar de peso. Es importante prepararlo adecuadamente para que la raíz no pierda sus propiedades curativas y tenga el efecto adecuado en el estado del cuerpo. La versión más simple contiene solo dos ingredientes: jengibre y agua. Un pequeño trozo de la raíz se corta en rodajas muy finas o se muele en el rallador más pequeño, se coloca en un termo y se vierte con agua hirviendo. Después de media hora, se puede beber té para quemar grasa ya preparado.
Una receta de cocina más interesante incluye, además de la raíz y el agua, jugo de limón recién exprimido y miel natural. Jengibre cortado en rodajas lo más finas posible, luego colóquelo en una cacerola y vierta agua filtrada. Ponga el recipiente a fuego lento, hierva y cocine por 25 minutos. Luego cuele el líquido, enfríe, vierta el jugo de limón y ponga miel. Estos ingredientes no deben mezclarse con una bebida caliente, ya que sus propiedades beneficiosas se pierden bajo la influencia de altas temperaturas.
Una receta muy efectiva de té de jengibre para bajar de peso, que incluye ajo. Esta versión de la bebida tiene las propiedades para quemar grasa más pronunciadas. Para prepararlo, debe tomar 10 g de jengibre fresco y la misma cantidad de ajo, frotarlos con un rallador o cortarlos muy finos. Colóquelos en un termo, vierta 250 ml de agua filtrada muy caliente, pero no hirviendo. La bebida debe infundirse durante aproximadamente 15 minutos, consumirse inmediatamente antes de las comidas.